A LOMLOE EN CONTRA DA INDEPENDENCIA DA INSPECCIÓN EDUCATIVA

O Ministerio difundiu esta mensaxe en Twitter preocupado polo malestar creado na profesión.

Desde USIE contestámoslle con esta defensa da independencia profesional que desexamos.

A comisión de educación do Congreso dos Deputados votou favorablemente a Emenda Transaccional nº 27 que modifica a Disposición Adicional 12ª b) a proposta de ERC, UP e GPS.

A emenda deixa o texto da seguinte forma: “b) A fase de oposición consistirá na valoración da capacidade de liderado pedagóxico e a avaliación das competencias propias da función inspectora dos aspirantes, así como os coñecementos pedagóxicos de administración e lexislación educativa para o desempeño da mesma.”

Suprimiuse a palabra PROBA e púxose VALORACIÓN. No borrador do informe da lei que se discute esta semana a disposición xa está incluída (páx. 84 do documento)

Que se pretende con este cambio? É evidente que substituír probas escritas medibles e obxectivas por «valoracións» que non o son. Mellorar o modelo actual de oposicións aos corpos docentes é necesario e así o pedimos en varias ocasións. Esta falsa «oposición» que se pretende crear non é a solución.

Ademais, o texto aprobado vulnera o Texto Refundido da Lei Estatuto Básico da Función Pública, artigo 61. 6 que prescribe Nesta liña, dende USIE Galicia remitiuse (rexistro electrónico) ao Conselleiro de Educación e ao Presidente do Parlamento de Galicia os escritos que axuntamos.«Os sistemas selectivos de funcionarios de carreira serán os de oposición e concurso-oposición que deberán incluír, en todo caso, unha ou varias probas para determinar a capacidade dos aspirantes e establecer a orde de prelación» .

En consecuencia:

  • O que se expón é unha falsa «oposición» pois non haberá probas obxectivas medibles, transparentes.
  • Para actualizar e mellorar o acceso á inspección e aos demais corpos docentes non facía falta este cambio, senón que habería que modificar, como se pediu en varias ocasións, o RD 276/2007 do 23 de febreiro, nos temarios, a fase de prácticas, exercicios menos memorísticos, etc.
  • O texto exposto na comisión se, como din algúns, non vai cambiar nada, para que ese cambio legal?
  • A eliminación de probas obxectivas dana a imaxe da inspección. Esta non é a mellor maneira de ter a inspección técnica e autónoma nas súas decisións que todos desexamos, unha inspección lonxe das presións políticas do momento. As únicas presións deben vir das normas e dos dereitos da comunidade educativa.

USIE considera que se abre unha porta á arbitrariedade e ao enchufismo. O que deberían facer as administracións educativas é dar resposta aos verdadeiros problemas da inspección: actualización da regulación da inspección, dotación de recursos técnicos, homologar soldos (USIE solicitou ao Congreso o nivel 28), diminución da cociente de inspector /centros, plans específicos de formación de ámbito estatal, etc.

Iniciouse unha campaña en contra desta emenda a través dos medios de comunicación e as redes sociais, compartindo a información cos compañeiros e apoiando as iniciativas que se están facendo. Por elo se está recollendo sinaturas na campaña de Chang http://chng.it/LNYDG9VF en defensa dun acceso á inspección de educación baseada en probas obxectivas e técnicas e non en valoracións subxectivas.

E facemos un chamamento ás asociacións profesionais de inspectores, aos sindicatos docentes e da función pública e á sociedade no seu conxunto para que apoie esta iniciativa e se logre reverter este despropósito.

El Mundo (25/11/20): https://www.elmundo.es/espana/2020/11/06/5fa540d521efa079568b4591.html

Los inspectores educativos denuncian que, al quitar la oposición, el PSOE crea «un coladero para el enchufismo»

Los inspectores de educación están en contra de la enmienda transaccional a la Ley Celaá aprobada este jueves por la que se elimina el examen de oposición a este cuerpo de funcionarios y se sustituye por una simple «valoración» de «su capacidad de liderazgo». El sindicato USIE considera que esta medida «es un coladero para el enchufismo a la carta» y provocará que la escuela esté «condicionada por presiones políticas».

Los 1.600 inspectores educativos que hay en España son funcionarios públicos que se encargan de supervisar que todo se desarrolle correctamente en los colegios y vigilan que se cumplan las leyes.

Son nombrados por las autonomías tras pasar por una fase de oposición en donde hay un examen que valora sus conocimientos sobre legislación, funcionamiento de la administración y pedagogía. Además, hay otra fase de concurso donde se analiza la trayectoria profesional de los candidatos y sus méritos docentes o como directivos, y también se tiene en cuenta positivamente su pertenencia al cuerpo de catedráticos.

La ministra Isabel Celaá tiene, desde hace tiempo, ojeriza a la Inspección. Estos profesionales son independientes y han cuestionado varias de las medidas tomadas por el Gobierno, como dar los títulos de ESO y Bachillerato sin límite de suspensos. De la Alta Inspección del Estado, que depende del Ministerio, surgió el informe sobre el adoctrinamiento en los libros de texto de Cataluña, que Celaá escondió. Y desde entonces tiene a estos profesionales en el punto de mira.

ABC (11/11/20): https://www.abc.es/sociedad/abci-inspectores-denuncian-educacion-ignora-cuando-piden-vuelta-oposiciones-para-acceder-cuerpo-202011110216_noticia.htmlhttps://www.abc.es/sociedad/abci-inspectores-denuncian-educacion-ignora-cuando-piden-vuelta-oposiciones-para-acceder-cuerpo-202011110216_noticia.html

Los inspectores denuncian que Educación les ignora cuando piden la vuelta de las oposiciones para acceder al cuerpo

La Unión Sindical de Inspectores de Educación se ha reunido este martes con el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana en el marco de la inauguración del I Encuentro Virtual de la inspección de educación, que contó con 300 inspectores inscritos de toda España.

El sindicato ha vuelto a insistir en un tema que les preocupa mucho. La enmienda transaccional pactada entre PSOE, Podemos y ERC que se añade al proyecto de ley educativo, Lomloe, más conocido como «ley Celaá», que elimina las oposiciones para acceder al cuerpo de inspectores y señala que la fase de oposición consistirá en «la valoración de la capacidad de liderazgo pedagógico y la evaluación de las competencias propias de la función inspectora de los aspirantes, así como los conocimientos pedagógicos, de administración y legislación educativa para el desempeño de la misma».about:blankPUBLICIDAD

Así, se elimina la referencia a una «prueba en la que se valorarán los conocimientos pedagógicos, de administración y legislación educativa adecuada a la función inspectora que van a realizar, así como los conocimientos y técnicos específicos».

En la reunión, fuentes del sindicato aseguran que Tiana les dijo que habrá oposición pero que en la enmienda, a día de hoy, se elimina la palabra prueba de la ley. Ante esta respuesta, USIE , le respondió que «sin prueba objetiva, no es posible oposición alguna». Y ante este comentario, «Tiana no dijo nada», lamenta Javier Ferández Franco, miembro del sindicato.

Sin embargo, fuentes de Educación niegan esto y aseguran que en la reunión se apuntó a que «las condiciones concretas del concurso de oposición se hacen por desarrollo reglamentario (o sea, por real decreto), con lo cual las oposiciones sí tendrán lugar», además de que aseguran haber dejado claro que la ley se tramita en el Congreso y es allí donde se toman las decisiones.

El USIE denuncia que eliminar las pruebas para seleccionar a los inspectores, incumple los requisitos establecidos en el Estatuto Básico del Empleado Público. Además, han denunciado que estos cambios para acceder al cuerpo de inspectores