PRESENTACIÓN USIE CLM

Estimados Inspectores de Educación y Profesorado de Castilla La Mancha:

Me dirijo a vosotros en representación de la Unión Sindical de Inspectores de Educación de Castilla La Mancha, sindicato de ámbito nacional y autonómico creado en 1.978 que este curso va a empezar a actuar con carácter autónomo en nuestra región.

Como sindicato profesional, según sus estatutos, se presenta como expresión de neutralidad y garantía de libertad para sus asociados. 

USIE CLM, hace suyos los principios que, como vínculo asociativo, caracterizan su ejecutoria a nivel nacional: humanismo, pluralismo,  independencia y profesionalidad. Su funcionamiento se define como democrático, representativo y reivindicativo.

Las acciones de USIE CLM, en la misma línea que las actuaciones a nivel nacional,  irán dirigidas siempre en pro de una Inspección de Educación que debe caracterizarse por su profesionalidad, cualificación e independencia. Y desde el convencimiento de que la Inspección de Educación es un cuerpo docente que contribuye significativamente a la mejora continua del sistema educativo en su conjunto.

Este Sindicato de Inspectores, cuenta además con una vía de participación del profesorado en general a través de los Colaboradores que pueden participar en el Sindicato con un estatus especial.

Ponemos a tu disposición nuestra web  https://usie.es/castillalamancha/ y el correo electrónico  castillalamancha@usie.es para que puedas conocer mejor nuestras actividades y propuestas, así como cualquier consulta que quieras hacernos a través del Programa F.A.Q. Inspección CLM.

Como determina  el artículo 148.3 de la Ley Orgánica de Educación “…la inspección educativa se ejercerá sobre todos los elementos de las leyes, la garantía de los derechos y la observancia de los deberes de cuantos participan en los procesos de enseñanza y aprendizaje, la mejora del sistema educativo y la calidad y equidad de la enseñanza”.

Con este planteamiento, los inspectores de educación afiliados a USIE CLM, nos ponemos al servicio de las comunidades educativas de nuestra región  y desde las funciones que la legislación nos reconoce, queremos construir entornos educativos enriquecedores para todos.

Con  la supervisión de la realidad de los centros, la comprobación de cómo se  observa la legalidad vigente en todos los aspectos de la vida de los mismos,  comparada  con el grado de ese cumplimiento con criterios previamente establecidos, se trataría de una función de evaluación.

Es preciso destacar la evaluación entendida como un proceso necesario de mejora que permite conocer los aspectos a corregir  y su impacto en el quehacer educativo. Ese debe ser su auténtico sentido; no se trata de la fiscalización por sí misma, ni del control por el control.

La evaluación del sistema educativo es un tema fundamental en los países avanzados en los que se la considera ineludiblemente vinculada a la calidad de la educación y a su mejora y, en ella, la Inspección de Educación tiene un papel esencial.

Pero no concluye ahí la tarea del Inspector de Educación: Una parte intrínseca de su trabajo lo constituye la información a la Administración Educativa, ya que de esta manera los poderes públicos tienen acceso a la realidad del mundo educativo. Este acceso a la realidad permite a las Administraciones Públicas adoptar las medidas más adecuadas para resolver los problemas, especialmente anticipando las consecuencias negativas de los mismos.

En el otro bloque de sus funciones,  la Inspección pretende contribuir para que los objetivos establecidos en la legislación educativa  puedan alcanzarse con la mayor eficacia en todos y cada uno de los centros, de acuerdo con sus circunstancias y posibilidades concretas. Este es el núcleo de las funciones de información y asesoramiento, que son sin duda las más apreciadas por el profesorado, fuerza fundamental en  el proceso enseñanza/aprendizaje.

En todos los casos, con objeto de promover la innovación y sobre todo ayudar a la mejora de los centros, cualquier intervención de la Inspección de Educación en los centros educativos debe redundar en una mejora de los mismos.

Y es que, si queremos mejorar la educación como medio para crear sociedades más justas y equitativas, hemos de partir de la mejora de los centros educativos y  de la función docente, más allá de grandes discursos; se trata de llevarla a cabo mediante actuaciones técnicas, profesionales y rigurosas en las que la Inspección de Educación puede realizar una aportación muy relevante.

Por todo ello, USIE CLM, se  presenta a la sociedad Castellano Manchega, a sus centros docentes y a sus comunidades educativas como elemento activo para la mejora de la educación regional.

En palabras del Presidente de USIE Nacional, Jesús Marrodán, “La  inspección educativa es nuestro trabajo, pero también nuestra vocación y nuestra forma de contribuir a que el sistema educativo cumpla sus fines y esté realmente al servicio de los ciudadanos en un marco de convivencia donde primen la equidad y la libertad, la legalidad y el bien común”.                          

Atentamente,

Rosa González-Calero Labián

Presidenta USIE CLM

Etiquetas